Dedícate a la Salud. EDIC

Una opción real el cannabis medicinal

altMotivado por mejorar la condición de pacientes que toman múltiples medicamentos sin mejoría, y el caso propio de un familiar con condiciones crónicas, el doctor Augusto Pintor, cuya oficina médica primaria se ubica en Caguas, decidió especializarse en el tratamiento de cannabis medicinal.



El doctor con casi dos décadas de experiencia, da fe de que -bajo la supervisión médica- esta planta medicinal puede contribuir a mejorar la calidad de vida de un ser humano. “Vi como un familiar que tomaba diez medicamentos, en menos de un año disminuyó a tres por condiciones de fibromialgia y artritis reumatoidea”, dijo. A esos efectos, el el doctor Pintor se ha enfocado en especializarse en tratar con el cannabis medicinal como una alternativa real a la medicina convencional.
“Si hay una alternativa. Es una obligación educarse con el cannabis medicinal y dar esa opción para tratamiento. Es una opción segura y real bajo la supervision médica. La terapia da beneficios que medicamentos tradicionales no dan”, explicó el doctor.
En su consulta ubicada en el Consolidated Mall en la Avenida Gautier Benítez de Caguas se da seguimiento y supervision médica detallada. “Me interesa la medicina de cannabis medicinal porque es una terapia segura ante el uso de tantos medicamentos sin buen resultado para algunos pacientes, que en muchos casos la medicina tradicional le hace mas daño que bien”, dijo el galeno.
De acuerdo con él, este tratamiento se adapta para pacientes con condiciones como parkinson alzheimer, esclerosis multiple, HIV, cacáncer, artritis, epilepsia, migrañas crónica, fibromialgia, entre otras condiciones crónicas.
La mayoría son los pacientes que se tratan con el cannabis medicinal tiene 50 años o más y llegan porque están sufriendo. Les damos la oportunidad de tener una mejor calidad de vida”, detalló el doctor Pintor, quien enfatizó que el cannabis medicinal se debe respetar y usar en las dosis indicadas tras la evaluación por un médico especialista. “Este tratamiento genera resultados porque el paciente busca alivio del dolor. Uno vez siente el Alivio, mejora su calidad de vida, pues ya no se aíslan y comparten más con sus seres queridos”, dijo. Ya eso es una ganancia. Es un efecto dominó. Con dolor no se puede vivir. Si uno mejora una parte, todo lo demás mejora. En Puerto Rico estamos ante un buen comienzo para desarrollar esta terapia con esta planta medicinal. Necesitamos más educación”, concluyó el doctor Pintor.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada